TRIBUNALES

La justicia declara improcedente el despido de Antonio Bonilla

La justicia ha declarado improcedente el despido de Antonio Bonilla, presidente del Comité de Empresa de los Centros Turísticos, que fue despedido hace algo más de medio año.

La justicia declara improcedente el despido de Antonio Bonilla

La justicia ha declarado improcedente el despido de Antonio Bonilla, presidentes del Comité de Empresa de los Centros Turísticos, que fue despedido hace algo más de medio año. Así lo ha comunicado hoy su asesor laboral y el hombre que ha ganado el pleito en primera instancia, Andrés Barreto, en una rueda de prensa en la que ha estado presente el propio Bonilla y otros miembros del Comité de los Centros Turísticos.

Ahora el trabajador que puede optar bien por una indemnización, o bien por ser readmitido en su puesto de trabajo, exige que le devuelvan a su puesto de trabajo en los centros. Los Centros Turísticos pueder recurrir el fallo.Antonio Bonilla aseguró esta mañana en rueda de prensa que ha logrado lo que él pretendía “que los tribunales me dieran la razón”, mostrando así su satisfacción por el contenido de la sentencia que han dado a conocer esta mañana.

El que fuera presidente del Comité de empresa de los CACT, no valora la posibilidad de aceptar la indemnización cifrada en setenta mil euros y tiene claro que pedirá su restitución a la plantilla de los Centros. De hecho tal y como apunto Andrés Barreto ya ha pedido su readmisión. Si bien la sentencia que aún no es firme puede ser recurrida por la dirección de los CACT.

El propio Barreto ha señalado que ellos mismos no descartan recurrir también el fallo pues aunque les sea favorable entienden que mas allá de la la improcedencia del despido se debe declarar nulo. Entiende el asesor legal de los trabajadores que “se vulneraron derechos fundamentales” y por tanto estudiaremos si recurrir y acudir al TSJC para que se pronuncie sobre el caso.

Tanto el propio trabajador como Barreto no dudan en afirmar que la decisiónde despedir a Bonilla obedecía a la intención de los responsables de los Centro “de impedir qye se presentase a la elecciones sindicales”

La juez del caso, entiende que los hechos imputados al trabajador, Antonio Bonilla, por parte de la dirección “no constituyen una falta muy grave” y no pueden por tanto llevar aparejado el despido. “Fue una sanción infinitamente superior a la recogida en el convenio”, ha explicado Barreto.

La justicia declara improcedente el despido de Antonio Bonilla
Comentarios