Entrevista Protectora de Animales Sara

Sara Protectora alza la voz: los animales no son un juguete

Entrevista Obelesa Hernández, Sara Protectora de Animales
La Protectora de Animales Sara cuenta actualmente con unos 280 gatos y 170 perros. Unas cifras que suelen aumentar en época de verano, cuando las mascotas se convierten, a veces, en "cargas" para las vacaciones.
Sara Protectora alza la voz: los animales no son un juguete

Desbordados. Así están en la Protectora de Animales Sara ante el aumento de abandonos de animales en los últimos meses. 

El verano es la época en la que se producen más abandonos. Mucha gente solo piensa en irse de vacaciones y las mascotas se convierten en una carga. Un hecho lamentable que sucede por no haber hecho una adopción de forma consciente y responsable. 

Llegan muchos temblando, poco a poco nos ganamos su confianza, comprueban que la mano que les toca es para cuidarlos

Ahora este hecho también se ha visto agravado por la situación económica, con una subida de los precios de las viviendas, la energía y la gasolina, entre otras. Y es que mantener una mascota es costoso y, por desgracia, los animales, en muchas ocasiones, no están entre los gastos prioritarios de los hogares. Obelesa Hernández, miembro de la Junta Directiva y voluntaria de Sara, asegura que le llegan casos de parejas que se separan y prescinden de la mascota, o de gente que cambia de trabajo o de casa y decide dejar al animal en una protectora.

La protectora cuenta actualmente con unos 280 gatos. Un número que probablemente continúe en aumento debido a las camadas callejeras. "Tenemos entradas diarios de gatos, y la mayoría llegan en un estado lamentable". Al respecto, Obelesa insiste la esterilización, "un mensaje que desde Sara llevaremos hasta el final. Tenemos que parar esto. Mucha gente dice que tiene a su gato controlado, pero estas mascotas tienen instinto, y en época de celo salen y no llegas a saber lo que puede llegar a provocar en la calle".

Por otra parte, Sara cuenta a día de hoy con unos 170 perros. "Hemos evolucionado en el trato hacia estos animales, pero nos queda mucho por andar. Nos llegan casos muy tristes. Perros que nos traen o recogemos en pésimo estado. Se te parte el alma". Claro que también está la parte satisfactoria... "Todo es un proceso. Cuando vienen llegan muchos temblando, poco a poco nos vamos ganando su confianza con el trato. La mejor parte es cuando ellos comprueban que la mano que les toca es para cuidarlos y acariciarlos".

Se pueden ofrecer con casas de acogida, especialmente con los abuelitos, para que no pasen sus últimos días entre rejas

Respecto a las ayudas, Obelesa asegura que reciben las mínimas. "Cuando nos dan 1.500 euros desde alguna institución se creen que nos están ayudando. Eso no es no tener conocimiento de lo que nos cuesta salvar algún animal. Tenemos ahora mismo un último caso de un gato que está inválido, y que tenemos que valorar y operar, más el tratamiento posterior. Eso nos puede llegar a costar los 1.500. Y estamos hablando de un único animal. Nuestro quirófano está a tope, hacemos entre tres y cuatro cirugías diarias". Está claro que no vivimos, ni mucho menos, de las ayudas institucionales. Estamos aquí por los ciudadanos y los voluntarios.

Al respecto, recuerda que "por ley, los ayuntamientos deberían hacerse cargo de los animales callejeros que estén en su municipio, pero para nada es así. Las protectoras y la gente, en general, de forma altruista, está haciendo gran parte del trabajo que le tocaría hacer a las administraciones".

Lo cierto es que en las protectoras se puede ayudar de muchas maneras, así lo comunica Obelesa en la entrevista. Además de adoptando, también las personas se pueden ofrecer con casas de acogida, especialmente con los "abuelitos" de la protectora, "para que no pasen sus últimos días entre rejas". También la labor que hacen los voluntarios, con los paseos y cediendo material y alimentos cuando hace falta, es fundamental para que las protectoras puedan seguir ayudando a tantos animales cada día.

Sara Protectora alza la voz: los animales no son un juguete
Comentarios