Día Mundial de los Pacientes Trasplantados

Los donantes canarios de órganos, punteros en solidaridad

Canarias es líder en donación de órganos
Canarias es líder en donación de órganos

España es, con diferencia, el país líder del mundo en donaciones de órganos y tejidos, pero Canarias está por encima con 44,7 donantes por millón de población

Los donantes canarios de órganos, punteros en solidaridad

Ni la pandemia ha podido detener tremendo caudal de generosidad: los donantes canarios de órganos y tejidos son los más solidarios y siguen dando ejemplo al mundo. Lo saben los trasplantados y las personas y las familias que, generosamente, donan órganos, pero conviene recordarlo este 6 de junio, con motivo del Día Mundial de los Pacientes Trasplantados. España es, con diferencia, el país líder del mundo en donaciones de órganos y tejidos, con 40,2 donantes por millón de población (pmp) en el año 2021, según la Organización Nacional de Trasplantes.

Nuestro país supera con creces los datos de donación de órganos del resto de países, pero Canarias supera la media española con una tasa de 44,7 pmp. Durante 2021, en plena pandemia, se alcanzaron en Canarias un total de 97 donaciones de órganos en pacientes fallecidos y ocho vivos, lo que permitió salvar la vida de 184 personas. En los hospitales del Servicio Canario de Salud se realizaron el año pasado un total de 143 trasplantes de riñón, 23 de hígado, 1 de páncreas y 17 de corazón. Asimismo, se registraron 380 trasplantes de tejidos en las Islas.

El trasplante de un órgano donado es gratuito

Estas cifras son extraordinarias, pero, a más donantes, más trasplantes, ya que aproximadamente el 10 por ciento de los receptores fallecen mientras esperan recibir un órgano. Para promover la donación altruista de órganos se creó la Organización Nacional de Trasplantes, un organismo público encargado de los asuntos relacionados con trasplantes. Su único fin es que el ciudadano que necesite un trasplante tenga las mayores y mejores posibilidades de conseguirlo. A este organismo se le atribuye el éxito del reconocido modelo español de trasplante, recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

A la donación le sigue el trasplante, que consiste en sustituir un órgano o tejido enfermo por otro que funcione adecuadamente. Hoy en día, constituye una técnica médica muy desarrollada que logra magníficos resultados para los receptores. No obstante, necesita obligatoriamente la existencia de donantes, ya que sin la solidaridad de estos no hay trasplantes. Las donaciones se realizan siempre de forma altruista y el coste económico que entraña todo el proceso es cubierto por el Sistema Nacional de Salud. Por ello, el órgano donado es trasplantado gratuitamente, sin que influya la condición social o económica del paciente que lo recibe.

La donación y el trasplante están regulados por la Ley de Trasplantes

La donación y el trasplante en España se encuentran regulados por la Ley de Trasplantes, que garantiza dos aspectos fundamentales. En primer término, el altruismo de la donación, ya que nadie puede donar ni recibir un trasplante con otras intenciones o medios que no sea la solidaridad altruista. Y, en segundo lugar, la equidad en el acceso al trasplante, puesto que todas las personas tenemos el mismo derecho y las mismas posibilidades de recibir un trasplante, independientemente de nuestro lugar de residencia o de cualquier otra coyuntura personal. Esto es así, porque existe una red estatal de coordinación y trasplantes, sometida a rigurosos controles para verificar la igualdad de todos los ciudadanos.

Ahora bien, ¿quién tiene acceso a un trasplante? Pues las personas enfermas que sufren un daño irreversible en uno de sus órganos —hígado, corazón, pulmón, intestino, páncreas y riñón— y no pueden curarse con otro tipo de tratamiento médico. El trasplante es la única solución para evitar su muerte o para llevar una mejor calidad de vida. Con el fin de garantizar los principios de igualdad y equidad, los criterios de trasplante se establecen teniendo en cuenta dos aspectos: territoriales y clínicos. El equipo de trasplante decide, dentro de su lista de espera, qué paciente es el más indicado para recibir el órgano, siguiendo los criterios clínicos como compatibilidad del grupo sanguíneo, características antropométricas, la gravedad del paciente, etc.

CÓMO HACERME DONANTE DE ÓRGANOS

Si quieres ser donante de órganos solicita la Tarjeta de Donante, cuyo valor no es legal sino meramente testimonial. Esto significa que, en el momento de fallecer, si pudieras ser donante de órganos, tu familia va a tener que firmar el consentimiento para proceder a la extracción. Por ello, se aconseja que, en vida, manifestemos nuestro deseo con respecto a la donación de órganos. La familia, si es conocedora de la decisión del fallecido, tiende a respetar su voluntad. La tarjeta se puede conseguir a través de la Organización Nacional de Trasplantes y asociaciones de pacientes.

Para facilitar la donación de órganos, la persona que desee ser donante puede realizar una Manifestación Anticipada de Voluntad (MAV). Este documento contiene las instrucciones y opciones que deberá respetar el personal sanitario que atienda al otorgante sobre los cuidados y el tratamiento de su salud. Además, recoge las disposiciones respecto a la donación de órganos y tejidos, así como las indicaciones de naturaleza ética, moral o religiosa que expresen sus objetivos vitales y valores personales.

La Manifestación Anticipada de Voluntad puede realizarse ante los funcionarios de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias o ante cualquier notario. El donante ha de ser mayor de edad y gozar de buena salud física y mental. Los órganos que se pueden donar son los riñones, el hígado, el corazón, el páncreas y los pulmones. Además, de una donación también se pueden obtener tejidos, igualmente muy necesarios: médula, huesos, tendones, córneas, membrana amniótica y válvulas cardíacas.

Según nuestra legislación todos somos donantes, excepto si hay constancia escrita de lo contrario. No obstante, a la hora de decidir, las comisiones de trasplantes de los hospitales son muy respetuosas con la decisión de las familias. Por eso, es tan importante que seamos capaces de trasmitir a nuestro entorno más cercano lo que queremos que se haga con nuestro cuerpo.

Los donantes canarios de órganos, punteros en solidaridad
Comentarios