10S | Prevención del suicidio

El suicidio sale del armario y ya se habla para poder prevenirlo

Día Mundial de la Prevención del Suicidio
Día Mundial de la Prevención del Suicidio

El suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad, y por cada muerte por suicidio se estima que hay alrededor de 20 intentos.

El suicidio sale del armario y ya se habla para poder prevenirlo

Se puede enseñar a prevenir el suicidio. Pero, para ello, tiene que acabar de salir del armario para poder hablar de este problema con normalidad. El manejo de las personas ante tentativas suicidas, tanto en la vía pública como en lugares cerrados, está siendo particularmente estresante para los profesionales de las emergencias, quienes se ven obligados a intervenir en estas situaciones tan complicadas. Por eso, cada vez realizan más ejercicios prácticos y simulacros para abordar con eficiencia estas situaciones,

11 SUICIDIOS EN 2019 Y 6 EN 2020 EN LANZAROTE

En 2019 se suicidaron en Lanzarote 11 personas (197 en Canarias) y en 2020 la cifra se redujo a 6 (208 en Canarias). No son ni muchos ni pocos si tenemos en cuenta que cada año se suicidan alrededor de un millón de personas en el mundo, lo que equivale a una persona cada 40 segundos. Por si no fuera bastante, por cada muerte por suicidio se estima que hay alrededor de 20 intentos. Otro dato preocupante es que el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad. Estas cifras hablan por sí solas de la necesidad de actuar para prevenir el suicidio.

Cada 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. La Organización Mundial de la Salud lo define como el acto deliberado que realiza una persona para provocarse la muerte. Es la segunda causa de defunción en los adultos jóvenes y la principal causa de fallecimiento violento en España. O, lo que es lo mismo, las muertes que no ocurren por enfermedad. Sin embargo, es un acto que, por lo general, ha permanecido oculto y todavía sigue siendo tabú para muchos medios de comunicación. Por lo tanto, si queremos prevenir el suicidio, hablemos de ello.

HAY QUE EVITAR SIMPLIFICAR SUS MOTIVACIONES

No siempre se puede saber si alguien cercano está pensando en el suicidio, pero hay algunas señales de alerta que pueden levantar sospechas. La más evidente es intentar obtener medios para hacer efectivo el suicidio o realizar actos autodestructivos e imprudentes. Otra de ellas es hablar acerca del suicidio o utilizar expresiones como “desearía no haber nacido”, “quisiera estar muerto” o términos semejantes. También resulta llamativo que alguien trate de despedirse de las personas como si fuera a ser un adiós definitivo.

El suicidio es un fenómeno muy complejo y en el que intervienen variables psicológicas, sociales, biológicas, interpersonales e incluso sociológicas, por lo que hay que evitar simplificar sus motivaciones. Climatología, insularidad, lejanía, incultura, caracterología y superstición son algunos de los factores que más se barajan para comprender esta realidad en Canarias. Por otro lado, los métodos para llevar a cabo un suicidio varían en función del país, la cultura, la época y las características demográficas, así como si se trata de un medio rural o urbano. Por fortuna, cada vez son más las comunidades autónomas que comienzan a visibilizar esta realidad mediante planes regionales de actuación y de seguimiento de las conductas suicidas

El suicidio sale del armario y ya se habla para poder prevenirlo
Comentarios